Estudiante muere tras 19 horas estudiando Análisis Matemático

La preparación para su próximo examen le costó casi tan cara como su matrícula. Tras 19 horas estudiando de forma ininterrupida en la biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sistemas Informáticos, M.R.B. de 22 años, tosió sangre y cayó fulminado sobre sus apuntes en la silla de la que llevaba casi un día entero sin moverse.

Tosió sangre y cayó fulminado sobre sus apuntes de derivadas.

El estudiante se encontraba realizando ejercicios de derivación e integración, así lo aseguran fuentes policiales.

Imagenes del circuito cerrado de televisión muestran al joven sentado frente a los libros, antes de toser y caer sobre la mesa para morir delante del resto de estudiantes.

Otro joven que se encontraba sentado a su lado relató que “le oyó gemir al pasar de página y ver los ejemplos de examen y vio en su rostro que no se encontraba bien, estába pálido”, poco después se desmayó.

Una de las cosas más impactantes es que mientras llegaba la ambulancia, la mayoría de los testigos continuaron estudiando, sin que pareciera importarles que M.R.B. estiviera muerto, “Tenemos que seguir estudiando” alegaron.

Los servicios médicos solo pudieron confirmar su muerte a su llegada, aunque intentaron reanimarlo con Monster, ibuprofeno y tarjetas de RP’s.

Biblioteca ETSISI
Reina la calma en la biblioteca tras el suceso.

Fuentes policiales aseguran que será la autopsia la que determinará las causa de la muerte, pero que sin duda las 19 horas que pasó estudiando y la dificultad de los ejercicios propuestos han contribuído a ella. Tras la auptopsia el cuerpo del fallecido será trasladado junto al centro de cálculo para alimentar a los gatos del campus, “hay que ahorrar por algún lado” afirmó la dirección de la escuela.

Un comentario

Deja un comentario